viernes, 17 de mayo de 2013

Córdoba. Los patios de Córdoba, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.
Patios de Córdoba, Intangible Heritage of Humanity by Unesco





Hoy nos paseamos por los Patios cordobeses que en este año 2013 ha sido declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Estos patios particulares transcienden a sus dueños particulares y pasan a ser un Bien de Todos





Como cada año desde 1918, en el mes de Mayo, se abren las puertas de los Patios de las casas particulares de Córdoba para competir en belleza. 

Este año 52 patios concurren al concurso anual de Patios de Córdoba, para el cual los propietarios se han afanado todo el año consiguiendo tenerlos preparados para el certamen. 




Los balcones son unos de los elementos decorativos de los patios desde los cuales puede admirarse todo el conjunto de colores y aspirar el aroma de las flores que asciende transportado por el aire caliente .




Las gitanillas caen acariciándonos nuestras cabezas cuando traspasamos el umbral que nos permite llegar a la tan deseada sombra en los calurosos días cordobeses. 




Tres gitanillas centinelas hacen guardia flotando ingrávidas en macetas colgadas dando luz y color durante el día cual faroles. 




Cuando llega la noche los cordobeses salen del interior de sus encaladas y frescas casas que reflejan los rayos del sol, y se sientan a tomar unos finos en el rincón preferido de su patio para comentar las mejores faenas de las tardes de toros.  


Otros se sientan al fresco del patio, empinando, de cuando en cuando, el botijo que les proporciona siempre el agua fresca con un ligero sabor a anís, dejando posar la vista en las macetas y pensando si pueden mejorar el  escenario cambiando algo de lugar.




El constante y sibilante sonido del chorrillo de agua de la fuente que cae incesantemente, relaja los espíritus desde tiempos en que los árabes habitaban estas tierras. Las plantas que rodean la fuente crecen al amor del agua y expanden su frescura por todo el patio. 



Los colores de las flores llegan a su máximo esplendor en los patios atrayendo las miradas de insectos y personas. Unos y otras se posan levemente en ellas para aspirar su intenso aroma que apacigua los corazones y solaza los sentidos. 




Macetas por doquier compiten en frescura y lozanía y parecen gigantes del reino floral que esperan pacientemente que los 20.000 turistas que suelen ir cada año las admiren y alaben... !!y esa, ¿has visto que colores?!!




Cada rincón es una oportunidad para crear una composición de buen gusto y armonía, mantones, bajos de escaleras o columnas se mimetizan con flores y macetas para acariciar los sentidos




Las encaladas paredes juegan un papel fundamental soportando el peso y la responsabilidad de sujetar las innumerables macetas que embellecen el patio. Dócilmente permiten que los propietarios alcancen las más altas a la que parece imposible llegar.



El frondoso y colorido panorama vegetal oculta a los visitantes la entrada a las casas. Las bonitas puertas enrejadas permiten el paso al interior cuando el sol aprieta y el trabajo del riego y la poda se hace ya duro bajo el sol.




El pozo proporciona el agua fresca para el riego diario y el refresco del cordobés que disfruta de su porche al fresco de la noche.




Ánforas de otros tiempos, paredes revestidas de azul y antiguos objetos domésticos ya en desuso, completan el ajuar del patio dando un toque romántico y potenciando la belleza de las flores.  





El paseo ha terminado y nuestros sentidos se han quedado llenos de tanta belleza. Ahora nos toca a nosotros refrescarnos con un finito en una de las tabernas de la judería y con una tapa de rabo de toro que terminará por hacernos decir ... ¡el año que viene volvemos!



A continuación puedes ver todas las fotos pulsando en el PLAY del visor

Te recomiendo ampliar a pantalla completa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario