sábado, 1 de octubre de 2016

Locronan, uno de los pueblos más bonitos de la Bretaña francesa

Locronan

Locronan, situado en la Bretaña francesa, está considerado como uno de los pueblos más bonitos de esta región y de Francia. Los celtas comenzaron todo asentándose en este lugar para crear un recorrido sagrado que representaba los meses del año. Sigue leyendo el post y podrás pasear por las calles que pisaron los celtas y cómo quedó a partir de su fundación en el siglo XI.

En el siglo XI, san Ronan cristianizó el asentamiento y fundó la ciudad. Locronan ganó en riqueza y belleza a partir del siglo XIV, gracias a la fabricación y comercio textil para velas. El comercio establecido con todas las grandes flotas navieras creó grandes fortunas que permitió a los comerciantes construir preciosas casas de granito azulado. Las fachadas se han conservado perfectamente conservadas hasta nuestros días cubiertas de musgo y líquenes dado el clima lluvioso, ofreciendo un aspecto mágico a las casas.



Muchos cineastas franceses y hasta Roman Polanski en su película Tess han sacado partido de este marco incomparable.


Digno de mención es la peregrinación de troménie. Son doce kilómetros a pie y de oración que se repite desde el siglo V d.C., cada seis años siguiendo un antiguo sendero sagrado y que se dedica a San Ronan. . Tromenie significa en bretón “dar la vuelta a un espacio sagrado”. Es única en su género y en cada cita, miles de personas, algunas en trajes tradicionales, se entregan a esta procesión.


La gran troménie nace en Locronan. Este itinerario en bucle está salpicado de doce estaciones a las que se vinculan ciertos ritos. En cada troménie, los jóvenes de Locronan desfilan en primer lugar, seguidos por los habitantes de los pueblos de alrededor. En total, la procesión suma miles de peregrinos. Muchos enarbolan los estandartes de su pueblo y visten trajes tradicionales. Es una procesión impresionante, tanto para creyentes como ateos. Para los que no tengan paciencia para esperar hasta la próxima gran troménie (abierta a todos: residentes y turistas), cada año, el segundo domingo de julio se celebra la petite troménie.

Locronan
Todas las calles son peatonales, sin semáforos y, si te fijas, no verás antenas en los tejados


Locronan
 Los turistas que las llenan en verano disfrutan de un marco medieval, eso sí con tiendas de recuerdos, restaurantes y servicio de crêpes.

Locronan

Locronan
Hasta las chocolaterías se ven influidas por el ambiente mágico y celta

Locronan
El colorido de las flores resalta en las fachadas peinadas por la lluvia  

Locronan

Locronan

Locronan
Y si quieres abundar más en el conocimiento de los celtas podrás hacerte con algunos libros para leer a la vuelta de tu viaje

Locronan
La Iglesia de Saint Ronan fue edificada en 1420 por los Duques de Bretaña Como centro de la villa las casas se disponen alrededor de ella

Locronan

Locronan
La capilla anexa de Pénity edificada en el siglo XV forma una fachada única con la de Saint Ronan. 

Locronan
La cara norte envuelta en líquenes es una auténtica maravilla

Espero que te haya gustado este post y te invito a que leas los otros que he publicado sobre las regiones de Francia en los links: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario