viernes, 6 de abril de 2018

La nueva estatua de Diana Cazadora en la Gran Vía y 10 maravillas más que la acompañan

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

El atractivo de la Gran Vía madrileña, para la mayoría de la gente, son sus tiendas, sus bares, la multiculturalidad de las personas que la pasean y que miran de un lado a otro engullidos entre el bullicio. Pero, si cuando caminas por sus aceras te aíslas del fragor y elevas la mirada, veras los tesoros y maravillas que se apoyan sobre los tejados de los edificios de esta calle centenaria. El pasado octubre de 2017, una nueva maravilla se asentó en las alturas para deleite de los que deambulamos por allí, Diana Cazadora, y te invito a que sepas más de ella leyendo este post. Además, al final del post encontrarás un bonus musical como premio a tu atención.

La pareja de enamorados Diana y Endimión. 
Gran Vía nºs.31 y 32

En el número treinta y uno de Gran Vía se ha abierto el hotel de cinco estrellas Hyatt Centric, rematado en su cúspide por una escultura de Diana cazadora con cinco perros, refulgiendo con su color dorado y apuntando directamente a la escultura del rapto de Endimión situado en el tejado del edificio de enfrente, en el número treinta y dos.

El proyecto del conjunto escultórico fue encargado en 2014 por la empresa mejicana, dueña del hotel, a la arquitecta y escultora jienense Natividad Sánchez, que lo desarrolló junto con su equipo de la Escuela de Palma, situada a pocas manzanas de la Gran Vía.

Siendo la primera vez que se planta una escultura en la Gran Vía realizada por una mujer, Natividad ha desarrollado una nueva historia mitológica, para justificar la escena de las esculturas:

“Ella es una Diana femenina y enamorada”, explica antes de detallar que, en su imaginación, intenta clavar una flecha al fénix que lleva en su lomo a Endimión, un joven pastor que ella visitaba a escondidas cada noche, al bajar de la Luna. Su amor prohibido -Diana debía ser casta- llegó hasta oídos de su padre, Zeus, quien envió al ave fénix para que secuestrara a Endimión y lo mantuviese oculto durante toda la eternidad.



Pero el fénix necesita regenerarse una vez cada 400 años, y ese día es el que ha de aprovechar Diana -acompañada de sus fieles perros- para dar muerte al ave con su arco y recuperar así a su amado para toda la eternidad. La estatua de Gran Vía capta justo ese momento, el del lanzamiento de la flecha con el que salvará -¿o no?- a Endimión." (Entrevista de El País a la escultora).


Diana Cazadora

La preciosa escultura brilla al sol desde las alturas.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía



Esculturas en los tejados de la Gran Vía

El rapto de Ganímedes por el Ave Fénix


Esta escultura, aunque Natividad le ha cambiado el nombre por Endimión para su historia imaginaria, es una réplica de la primera que creó Saint-Marceaux para el edificio Metrópolis que veremos a continuación, como otras que hay repartidas por las principales capitales de España. La original se encuentra en la actualidad en los jardines del edificio en el Paseo de la Castellana de Madrid, que acogió la sede principal de "La Unión y el Fénix" y que hoy pertenece a la "Mutua Madrileña".


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Pero, ya que hemos levantado la mirada no la bajemos, y sigamos contemplando todo un museo de esculturas al aire libre montado sobre los tejados de ambos lados de la calle Gran Vía, que acompañan a Diana, y que me propongo mostrarte a continuación.

Vamos a realizar nuestro paseo en orden creciente de los números de la calle para que los puedas encontrar fácilmente si te decides a visitarlos en persona.

Edificio Metrópolis
Gran Vía esquina a Alcalá

El tejado del edificio de la aseguradora Metrópolis tiene uno de los más bellos conjuntos escultóricos de la Gran Vía, compuesto por once grupos de esculturas.


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Culminado por una Victoria Alada obra de Federico Coullaut Valera, como puedes ver en esta espléndida vista que tomé desde la terraza del Círculo de Bellas Artes.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

A principio de los setenta esta escultura sustituyó a la original del rapto de Ganimedes (o Endimión según Natividad) por el Ave Fénix, de la que ya he hablado antes, cuando el edificio pertenecía a la compañía de seguros La Unión y el Fénix, que había encargado a los arquitectos franceses Jules y Raymond Février, y que llevó a cabo en 1910 el español Luis Esteve Fernández-Caballero.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

La torre circular está coronada por una cúpula de pizarra con 30.000 incrustaciones de pan de oro que 205 focos iluminan por la noche. Por su semejanza con el casco de los bomberos se denomina "estilo Pompier" (bombero en francés).


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Debajo de la Victoria Alada puedes ver la Escultura titulada "La familia, la protección contra el fuego y la ayuda al mundo laboral", obra del escultor valenciano Mariano Benlliure.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Y en las plantas superiores, en estilo neorrenacimiento, puedes apreciar que están adornadas con columnas corintias y entablamentos que sirven de pedestal a estatuas alegóricas del Comercio, la Agricultura, la Industria y la Minería de los escultores Paul Landowski y De Lambert. 


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Edificio Grassy
Gran Vía, nº. 1

En este edificio construido por Eladio Laredo en 1916, podemos apreciar los paneles cerámicos decorativos policromados y dorados de Daniel Zuloaga.

También puedes apreciar el magistral templete que culmina el estrecho edificio.

El nombre del edificio viene desde 1952 cuando se establece el relojero suizo Alejandro Grassy en la planta baja y abre una tienda de relojería de alta gama, dando renombre popular al edificio debido al empleo de grandes anuncios en la fachada del edificio.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid
Gran Vía, nº 10

Las figuras mitológicas de Pandora (portando la caja que abrió y de la que salieron todos los males del mundo, quedando sólo la esperanza) y a los lados Vulcano-Hefestos con su particular birrete y Venus-Afrodita con un camisón, se sitúan en un nicho, obra de Miguel y Luciano Oslé, en este edificio propiedad de la compañía de Seguros la Estrella construido en 1921.

Parte del solar de este edificio había sido en otros tiempos el Palacio de Masserano, embajador de Carlos III en Londres y París, y el lugar donde pasará su infancia Víctor Hugo en tiempos de José I Bonaparte. El mismo edificio también fue la sede durante mucho tiempo del Heraldo de Madrid, desde que se fundó. Más adelante acogió un teatro pequeño para aficionados que estuvo allí hasta que se derribó para poder construir la Gran Vía, y actualmente es la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Centro cultural de los Ejércitos
Gran Vía, nº 13

Merece la pena que detengamos la vista antes de llegar al tejado para admirar la puerta del Casino Militar con su visera de cristal, diseñada como el resto del edificio por Eduardo Sánchez Eznarriaga en 1914 e inaugurado 1916, constituye una muestra de la arquitectura vienesa de la Bélle Epoque.



Cada Navidad, en este edificio se monta el Mercadillo de Navidad como puedes ver en este post del Blog, que mantiene un gran sabor y tradición, dándote la oportunidad de ver parte de los salones del interior.



Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Cúpula de la Casa Dos portugueses
Calle de la Virgen de los Peligros esq. Caballero de Gracia

La cúpula azul que podemos ver desde  la Gran Vía pertenece a la sede comercial de la Casa Dos Portugueses y se construyó entre 1920 y 1922 por el arquitecto Luis Bellido y González. 

Dada la gran altura de su posición se puede ver desde la Gran Vía y desde la calle Álcala también.


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Templete de la Adriática
Gran Vía, nº39

Es quizá el mejor mirador de la Gran Vía, ya que se encuentra en el punto en el que la calle hace un ángulo en la mismísima Plaza de Callao, y por ello, desde su terraza con columnas se puede divisar, tanto la Gran Vía hacia Plaza de España, como hacia su comienzo en Alcalá.

Actualmente el propietario del inmueble es la compañía de seguros alemana Allianz, que en 2005 compró La Adriática, y que no tiene abierto al público este magnífico mirador.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

El Ave Fénix y el Romano en el tramo final de la Gran Vía
Gran Vía nº 60

En el tramo final de la Gran Vía podemos ver las dos últimas esculturas de este "museo de los tejados" al aire libre, cuya vista área podrás apreciar desde la cafetería de El Corte Inglés de Callao con unos prismáticos o una cámara con un potente zoom, como puedes ver en estas fotos.

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Esculturas en los tejados de la Gran Vía

El rapto de Ganímedes por el Ave Fénix



Ya en detalle, esta escultura es una de las cinco réplicas de la original que se hicieron para el edifico Metrópolis como os conté anteriormente.


Esculturas en los tejados de la Gran Vía

El  romano



En el número 60 nos espera el personaje que ha sido bautizado como El Romano pero al que también la gente se refiere como El Coloso o El Atlante, del escultor Victorio Macho, realizada en bronce en 1930.


La escultura representa a un hombre vestido únicamente con una capa blanca, dejando al aire su fornido cuerpo y sus atributos masculinos, sujetando sobre su cabeza una pequeña casa o templete que representa el ahorro. No en balde se encuentra en lo más alto de lo que fue el Banco Hispano de la Construcción, reconstruido después de la guerra civil por el arquitecto modernista Fernández Shaw. Hay quien está pidiendo que a este edificio que se le denomine la Casa del Ahorro.

Se cuenta que el autor quiso hacer un homenaje oculto a la primavera ya que cada 21 de marzo, el último rayo de sol que ilumina Madrid atraviesa la casa que sostiene el romano sobre su cabeza.



Esculturas en los tejados de la Gran Vía

Bonus musical

Si has llegado leyendo hasta aquí te mereces un premio, y nada mejor que compartir contigo un bonus musical de una producción realizada por mí en mi continuo interés por avanzar en el conocimiento de la música. 

Pincha en el siguiente enlace y que lo disfrutes:


Videotutorial de la canción Tema de Sira de César Benito producido con FL Studio 12


⏩⏩⏩⏩⏩⏩⏩

Puedes ver videotutoriales en: 


Puedes conocer cómo se produce con Fl Studio 12 en: 



⏩⏩⏩⏩⏩⏩⏩

Si te ha gustado este post puedes pulsar el botón "G+" de más abajo y compartirlo en tus redes sociales mediante los cuadros de la izquierda. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario tuyo es algo muy valioso para mí ya que me hace mejorar el blog.
¡Anímate y comenta!