miércoles, 15 de mayo de 2019

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

En esta ocasión te invito a conocer la villa de Torrelaguna situada en la Comunidad de Madrid, al norte de la Capital. Paseando por sus calles todavía puedes ver su estructura y edificios medievales que la hicieron merecedora de ser declarada Monumento Histórico Artístico Nacional en 1974. Fue la cuna del Cardenal Cisneros y de otros personajes ilustres, lo que ha quedado representado en sus casas señoriales y palacios. Entremos a pasear por sus calles cargadas de historia.
Para empezar, conozcamos un poco mejor a Francisco Jiménez de Cisneros (1436-1517), conocido como cardenal Cisneros, y que desempeño los más altos cargos religiosos y políticos de su época. 

En el ámbito religioso fue confesor y consejero de la reina Isabel la Católica, Arzobispo de Toledo, que suponía ostentar el mayor poder tras La Corona, al ser Primado de España y Canciller Mayor de Castilla.

Y en el ámbito político, gobernó la Corona de Castilla en dos ocasiones por incapacidad de la reina Juana: entre 1506 y 1507, presidió el Consejo de Regencia que asumió el gobierno castellano tras la muerte del rey Felipe el Hermoso en espera de la llegada de Fernando el Católico, entre 1516 y 1517 volvió a asumir el gobierno tras la muerte del rey Fernando y en espera de Carlos I.

Pero el Cardenal Cisneros no fue el único personaje ilustre natural de Torrelaguna. También nacieron en esta villa, San Isidro Labrador y su esposa, Santa María de la Cabeza, Juan Bernaldo de Quirós (s. XVI), alcalde de Torrelaguna y gentilhombre de Cámara y Guardarropa de Felipe II, y Gabriel Bernaldo de Quirós (s. XVII), capellán de Cámara de Felipe IV, de los cuáles puedes ver ahora calles de la villa con su nombre.

Tus apellidos se los debes a Cisneros

Algo muy importante, que le debemos todos nosotros, es que el Cardenal Cisneros instituyó, en 1501, la obligatoriedad de la identificación de las personas con un apellido fijo. Hasta entonces las personas se identificaban con su nombre y un apellido o mote que reflejaba el lugar de procedencia, el oficio o alguna característica de la persona, por lo que miembros de una misma familia, incluso hermanos, podían tener diferente apellido. Este sistema producía un tremendo caos administrativo para poder identificar a las personas por familias. A partir de la ordenanza de Cisneros, el apellido del padre quedaba fijado y pasaría a ser el de todos sus descendientes.

Plaza Mayor


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

La plaza Mayor, de grandes dimensiones, está perfectamente conservada formada por parte de los edificios más importantes de la villa: el Ayuntamiento, La Iglesia catedralicia y el convento de las hermanas franciscanas.

Iglesia catedralicia de la Magdalena


La iglesia es uno de los grandes referentes de Torrelaguna, construida en el siglo XV, está erigida en sillería de piedra caliza y cubierta con teja curva. Su arquitectura es gótica madrileña, siendo uno de los mejores ejemplos en la comunidad de Madrid. En el interior se encuentran cinco capillas laterales con retablos barrocos y platerescos, entre los que destaca el retablo de Narciso Tomé, de 1752.

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

En una esquina de la plaza Mayor un poste con una cruz señala el lugar dónde se encontraba la casa del Cardenal Cisneros.

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Ayuntamiento


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Este edificio de 1515, mandado construir por Cisneros, fue destinado en su origen para almacén de grano y se reformó en los siglos XVIII y XIX. En la década de 1980, se demolió su interior, sustituyéndose por otro cuyo diseño fue acorde con los criterios arquitectónicos modernos, manteniéndose su emblemática fachada principal que luce el escudo cardenalicio-arzobispal de Cisneros.

Calles medievales


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Deambulando por las calles aún puedes ver el aire medieval de la villa.

Arco de San Bartolomé


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

El curioso arco permite el paso por debajo de una vivienda

Palacio de Salinas 


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Construido en estilo renacentista, actualmente alberga la casa cuartel de la Guardia Civil.

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

en cuyos jardines puedes ver el busto conmemorativo del Cardenal Cisneros en el 5º centenario de su muerte. 

Palacio de Arteaga


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Construido a finales del siglo XVII de estilo clasicista.

Restaurante en una casa del siglo XVII


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Y en frente del palacio, la antigua Casa de la patata, situada en un edificio del siglo XVII, donde comí unos deliciosos platos de cuchara.

Convento de la Madre de Dios


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Este convento franciscano fue fundado por el Cardenal Cisneros en el siglo XVI, y en él se desarrolló una importante actividad cultural e intelectual hasta su práctica destrucción durante la Guerra de la Independencia contra los franceses. Durante siglos fue un espacio de estudios para seglares con una importante biblioteca. 



En la foto de la portada y en ésta puedes ver la espadaña como único resto de este convento, y a sus pies la terraza de un restaurante que te invita a relajarte y tomar un baño de sol rodeado de historia.

Puerta del Cristo de Burgos


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Como consecuencia del saqueo de las tropas francesas, comentado anteriormente, sólo quedan algunos restos, como entradas y tapiales de lo que fue muralla defensiva y delimitadora del fuero de la villa, de origen medieval. La única entrada que queda de la muralla es la Puerta del Cristo de Burgos.

Convento de las Carmelitas de la Caridad



Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

De este convento del siglo XIX, promovido por Isabell II, destaca su Iglesia neogótica y nació como fundación benéfica para la enseñanza de los niños pobres

Arroyo de Mataviches


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Un bonito puente de piedra lo atraviesa.

Casas señoriales


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Puedes encontrar este tipo de casas señoriales que aún se conservan en algunos puntos de la villa.


Alfolí de la Sal o Alhóndiga, 


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Esta construcción del siglo XIV, que ahora alberga un restaurante, fue el antiguo mercado que luego se convirtió en almacén de sal, o alfolí.

Pino centenario


Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros

Y para terminar, te dejo esta foto del gran pino centenario que se ha merecido una plaza para él solo.  

Esto es todo sobre Torrelaguna. Espero que haya sido de tu interés.

Si quieres ver más lugares de la Comunidad de Madrid te invito a que leas los posts de:



Si te ha gustado este post déjame un comentario y compártelo en tus redes sociales con los botones de más abajo.
Gracias!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario tuyo es algo muy valioso para mí ya que me hace mejorar el blog.
¡Anímate y comenta!