miércoles, 16 de octubre de 2013

Avignon, la ciudad con un Puente de canción


Avignon. Puente de St. Bézénet

"Sur le Pont d' Avignon 
on y danse, 
on y danse
Sur le Pont d' Avignon 
on y danse
tous en rond
......"

Así comienza la antigua canción infantil Sobre el Puente de Avignon, cuyo nombre realmente es el de St. Bénézet, en una de las ciudades de la Provenza francesa con más historia.

Esta ciudad del Sur de Francia tiene dos motivos a los que debe su fama y su interés turístico y cultural. 



Avignon. Puente de St. Bézénet

El primer motivo es el puente de St. Bénézet  que fue destruido en varias ocasiones desde que se construyó en el s.XII, por las crecidas del río Ródano y que finalmente se dejó en el estado actual, es decir, con solo medio puente en pie. En 1995 fue declarado Patrimonio  de la Humanidad.

Es un puente que tiene dos perspectivas, porque visto desde la ciudad puedes contemplar una preciosa vistas del mismo con su capilla en el centro en honor de St. Bénezet y su cuerpo soportado por los cuatro arcos que quedan. 

Pero si te embarcas en un pequeño y coqueto transbordador que te cruza a la otra orilla cada cuarto de hora, puedes pasear por un precioso y relajante paseo arbolado cubierto de hierba, desde el cual contemplar el conjunto del puente, las murallas y el Castillo de los Papas. Esta vista, a la dorada hora del atardecer es un espectáculo realmente impresionante como puedes ver en las fotos siguientes.




El segundo motivo de la fama de Avignon es el Palacio de los Papas, uno de los edificios góticos medievales más grandes de Europa. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1995 y del Patrimonio Europeo desde 2007. 


Avignon. Palacio de los Papas

En este castillo constituyeron la sede papal  fuera de Roma ocho papas de la cristiandad, desde 1309 hasta 1377. Cuando éstos volvieron a Roma, los antipapas Clemente VII y Benedicto XVIII permanecieron en Avignon como su sede (célebre Cisma de Avignon) hasta 1408. Tras varios asedios y prisión del último antipapa se devolvió a la autoridad de los legados papales en 1433.


Avignon. Palacio de los Papas



El lujo y esplendor del castillo fue deteriorándose paulatinamente hasta que en 1789 al estallar la Revolución Francesa fue saqueado, y más tarde utilizado como cuartel de las tropas napoleónicas y como prisión.

Ahora por tanto, al visitarlo, no queda apenas mobiliario aunque se puede apreciar la majestuosidad que constituyen los edificios y torreones que fueron reformando y ampliando los papas durante sus sucesivos pontificados.





Como recomendación final, si lo visitas es mejor que compres las entradas en la oficina de Turismo para evitarte colas, ya que es el monumento más visitado de la ciudad.

Si no conocéis la canción "Sur le Pont d'Avignon" os la dejo en este vídeo




1 comentario:

  1. Preciosa ciudad, en una zona (la Provenza francesa) maravillosa. Digna de recorrer y conocer en profundidad. Las fotos hacen justicia a la ciudad

    ResponderEliminar